blog sobre conspiraciones, mitología, criptología, vampiros, hombres lobos y demases

Isla Colares

¿Sabes algo de la Isla Colares?, Colares es una isla que se encuentra en la desembocadura del Amazonas, en lo que se conoce como el “delta del Amazonas”, en el estado Brasileño de Pará, al norte de Brasil y fue el foco de atención de todo el país entre Septiembre y Diciembre de 1977, ¿Quieres saber por qué? sigue leyendo…

La COMAR (Fuerza Aérea Brasileña), recibió en 1977 una alerta de la alcaldía de la isla avisando de que OVNIs estaban asustando a los pescadores de la zona y que muchos desistieron de trabajar a causa del fenómeno. Los habitantes comenzaron a reportar una abundante cantidad de avistamientos OVNI de variados tipos, luces esféricas, cilindros, platillos, conos, etc.

Pero el asunto no se detuvo allí. En muchos casos los aterrorizados nativos relataban que los objetos luminosos se aparecían de la nada y les lanzaban una especie de rayo luminoso, el que de acuerdo a los testigos, les daba la sensación de que su sangre estaba siendo succionada. De esta manera, las personas denominaron “chupa-chupa” a este desagradable fenómeno.

Los sujetos alcanzados por la poderosa luz, quedaban con marcas semejantes a quemaduras por radiación más una serie de pinchazos en una zona reducida de su piel de aproximadamente 10 a 15 cm. Casi siempre en el tórax. Se registraron cerca de ochenta ataques violentos. Dos mujeres murieron como resultado de las agresiones.

Tantos avistamientos repetidos junto con la insistencia del alcalde al COMAR para que los datos fueran investigados hicieron con que los datos fuesen tenidos en cuenta. Nació la Operación Plato. Prácticamente todo lo que pasó en la región fue debidamente documentado, fotografiado y grabado en video, entregado a la COMAR, que lo archivo, hasta hoy, que aun nadie puede obtener información al respecto. El oficial a cargo de la operación fue el Capitán Uyrange Hollanda Lima.

Como todos los casos a cargo de las FF.AA. el asunto se redujo a un secreto. En 1997, por presión pública, se abrieron los expedientes del Caso Colares. El capitán Hollanda, ya retirado, llamó al periodista e investigador de Ovnis, Sr. Gevaerd. Le contó que se habían tomado cerca de quinientas fotos y detectado gran cantidad de naves de diversas formas y tamaños, algunas de más de cien mts.
Lo más impresionante narración fue la siguiente: En esa ocasión, ya de noche, estando tendido en su cama de costado, una luz brillantísima inundó la habitación. Algo lo atrapó por la espalda y frente a él se ubicó un ser de 1,50 mts de altura, aprox. vistiendo un traje ajustado gris plomo. La cabeza la tenía cubierta por algo semejante a un casco y su rostro cubierto por una protección que parecía pegada a la piel. Se acercó a su oído y le dijo, en portugués. “No tengas miedo”. La voz sonaba metálica, como emitida por una máquina.
Hollanda enseñó lo que él intuía era implante en su antebrazo derecho. El objeto bajo su piel, blando, con consistencia semejante al plástico y de unos cuatro cm. de largo por uno de ancho, se notaba cilíndrico y flexible. No aparecía en las placas de rayos X.

El ex capitán, residente en Río de Janeiro, llamó al periodista Sr. Gevaerd, porque declaró que deseaba narrar lo ocurrido antes de su muerte. Se le encontró muerto el 2 de octubre de 1997. Al parecer la causa fue suicidio.

Su mensaje final fue: “Nos están visitando”…. El fenómeno fue disminuyendo de frecuencia en los meses siguientes de 1977 hasta que finalizó por completo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s